¿Dificil para Dios?

Print Friendly, PDF & Email

dificilCharles Marsh.
CEFB y MPI. 2015, 238 pp

Esta obra es  una biografía del matrimonio de misioneros Abd alMasih (siervo de Cristo) y Lalla Jouhra (Señora Perla) que realizaron su ministerio en Argelia y el Chad de 1925 a 1969. Está narrada en tercera persona porque Abd alMasih es en realidad Charles Marsh y su esposa se llamaba Perl (perla) el mismo nombre que adoptó en cabil. Su vida es como una novela de aventuras con la diferencia que su objetivo era comunicar el Evangelio en un país musulmán con los peligros que eso entraña.

Charles estudió medicina y se especializó en odontología. Aunque sus padres eran cristianos y asistía a las reuniones de la iglesia, no fue hasta los 17 años que se convirtió al Señor cuando asistía a los cultos de una pequeña asamblea. Dos meses más tarde se bautizó y pasados dos meses más, sintió el llamamiento del Señor para servir entre los musulmanes después de escuchar un informe del misionero H.G. Lamb sobre la obra en Argelia. Trabajaba seis días a la semana en una granja, predicaba al aire libre los sábados y alguna otra vez entre semana y enseñaba en una clase bíblica los domingos, mientras estudiaba el NT griego. Expuso a su asamblea  en Chattendon su deseo de ser encomendado a la obra del Señor para servir en Argelia. Los ancianos pidieron asesoramiento a los dirigentes de otras tres asambleas y finalmente le aconsejaron que siguiera formándose para la obra misionera. Al mismo tiempo inició estudios de árabe. Una segunda vez pidió ser encomendado, pero los ancianos le animaron a buscar primero un empleo secular. Más adelante solicitó su admisión en la North Africa Mission y ahí consiguió su objetivo. Se estableció con su esposa en La Cabilia una región habitada por los bereberes. Cuando el matrimonio Marsh sintió la necesidad de fundar puntos de testimonio en el interior de La Cabilia, la Misión no compartió la misma visión y Marsh puso fin a su relación con ellos.

Finalmente fue encomendado por las asambleas de Bush Hill y Chattendon. En Argelia sembraron el evangelio ampliamente, pero con resultados escasos.  El fruto se empezó a ver con los ministerios de campamentos de jóvenes, emisiones de radio y cursos por correspondencia, además de la proyección de la película “Jesús”. En la actualidad hay entre cincuenta y cien mil cabiles convertidos del Islam a Jesucristo.  En el año 1954 se inició en Argelia la lucha por la independencia y cuatro años más tarde cuando la situación se hizo insostenible, les llegó una carta de unos misioneros del Chad pidiéndoles ayuda para evangelizar a los musulmanes del norte de este país. Durante el tiempo que estuvieron allí, tradujeron el NT al árabe chadiano, prepararon un diccionario, un himnario, varios tratados y el libro titulado “Comparte tu fe con los musulmanes”, materiales que fueron de mucha ayuda en la evangelización. En los años siguientes hasta su jubilación hicieron varios viajes a Argelia y al Chad. Una vez jubilado Marsh se dedicó a la evangelización de los jóvenes y a apoyar el ministerio de la radio al que se había entregado su hija Daisy.

El libro consta de un prólogo, 17 capítulos y un epílogo. El prólogo contiene una breve biografía del matrimonio Marsh. Empieza narrando su llegada a Argelia cuando llevaban doce días casados. A partir de ahí, el relato misionero cobra vida en medio de las vicisitudes que tuvieron que sufrir para poder evangelizar aquel país. Tenían la ventaja que Perl conocía bien las costumbres de la gente porque se había criado en una aldea cabil. La dinámica misionera le llevaba a dividir su campo de labor en tres distritos. Para evangelizar en las aldeas de alguno de ellos, se desplazaba antes del amanecer en coche hasta un lugar donde lo aparcaba. El resto del camino lo hacía andando y por la noche regresaba haciendo el viaje a la inversa. Aprender el idioma cabil  le costó mucho esfuerzo y cuando ya estaba en condiciones de poder hablar unos pocos minutos, descubrió que en la zona donde había sido destinado hablaban un dialecto diferente del que había aprendido. Una de las formas de evangelizar era leyendo las historias del NT que llevaba consigo en idioma cabil. Sin embargo, descubrió que había palabras que estaban mal traducidas y los que le oían, o se reían o se molestaban, de manera que fue anotando estas palabras cuidando su uso y pronunciación correcta. El resto del libro está dedicado a contar experiencias de su labor evangelística llena de dificultades para realizarla. Al fanatismo de las gentes, se juntaban otros factores que hacían que el trabajo fuera muy arduo. No obstante, el Señor  en su providencia iba allanando el camino aunque los sufrimientos que tuvieron que soportar fueron muchos y grandes.

En el epílogo,  su hija Daisy describe como tras dieciséis años de servicio misionero en Argelia, recibió una indicación del Señor para emitir programas de radio en idioma cabil a través de Radio Montecarlo. Por medio de esta obra en toda La Cabilia se formaron pequeños núcleos de creyentes. Daisy menciona a la existencia de una iglesia reaparecida. ¿Qué significa esto? La historia nos enseña que entre los siglos tercero y quinto, los bereberes eran cristianos, hasta que con la dominación árabe, les obligaron a someterse al islam y hablar árabe. Al escuchar las emisiones de Radio Montecarlo en cabil expresaron su interés por seguir un curso por correspondencia y algunos rechazaron el islam y se convirtieron a Cristo. Como para Dios no hay nada imposible, en el norte de África ha emergido de nuevo una iglesia que había estado desaparecida durante siglos, pero gracias a la labor de misioneros como Marsh y otros está de nuevo alumbrando las tinieblas de los que viven sin Dios y sin esperanza en el mundo.

Esta obra reúne dos alicientes que se compaginan: por un parte es un libro ameno porque relata las experiencias de una familia de misioneros y su lucha por la extensión del Evangelio y, por otra, es tremendamente aleccionadora y motivadora concienciando al lector de la necesidad e importancia de la obra misionera.

Pedro Puigvert

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.