Pequeña Enciclopédia Bíblica

Print Friendly, PDF & Email

enciclopediaOrlando Boyer – Editorial Patmos, Weston, Florida, EE.UU. 2010. 560 págs.

Según el autor nos indica, contiene “cinco obras combinadas en una sola”: Diccionario -que define aproximadamente todos los vocablos de la Biblia. Concordancia -que localiza instantáneamente casi cualquier cita de las Sagradas Escrituras. Clave bíblica -que abre para nosotros los tesoros de cada uno de los 66 libros de la Palabra de Dios. Leer la Biblia cuidadosa y delicadamente, de tapa a tapa, consultando la Pequeña enciclopedia bíblica abierta a su lado, es cursar un pequeño instituto bíblico. Atlas bíblico -conozca la geografía de los cristianos primitivos. Enciclopedia bíblica -que nos informa, hasta cierto punto, de todas las ramas del saber bíblico. La Pequeña enciclopedia bíblica, como lo indica su nombre, es pequeña, es concisa. Es de formato para guardar al lado de su Biblia.

 Nuevo Diccionario Bíblico. Para expresar en español, con exactitud y precisión, lo que Dios ha dicho a nuestro corazón, conviene escoger las palabras que los traductores de la Biblia emplearon para formular los mismos pensamientos en castellano. Para la ejemplificación que justifica o autoriza el empleo de cada verbo, con la aplicación dada en su obra, Diccionario de Verbos, Francisco Fernández cita más de doscientas obras de literatura. Podemos ver de inmediato el gran valor de la Pequeña enciclopedia bíblica, no tanto en las definiciones necesariamente resumidas para muchos laicos que ni tienen un simple diccionario, sino en los aportes abundantes, es decir, ejemplos del uso de lo vocablos de las Escrituras. Tenemos una lista de ciento diez diccionarios bíblicos, incluso la obra magnífica de Migne, de ciento nueve tomos. De siete de estos diccionarios, más recientes, diccionarios que se aprovechaban de la gran y rica cantidad de materiales compilados antes de ellos, es que seleccionamos los hechos bíblicos para la Pequeña enciclopedia bíblica. Cabe añadir que uno de los siete diccionarios que utilizamos es el Nuevo Diccionario Bíblico de Douglas, una valiosa obra de 1.375 páginas. (Nota: Existe una reciente actualización que se conoce como: Nuevo Diccionario Bíblico Certeza). Quiera el Señor soplar sobre estos hechos secos y fríos de la Pequeña enciclopedia bíblica, como sopló sobre sus discípulos (Jn. 20:22). Que entre el Espíritu en esos hechos, como la vida entró en los huesos secos de la visión de Ezequiel, para que los estudiantes se conviertan en obreros ardientes y sobrenaturalmente fructíferos en toda buena obra.

  En ninguna parte se nos indica la cantidad de entradas que contiene, y podemos decir que “salvo error u omisión” las palabras que se pueden encontrar son, 7.369. También contiene tablas que amplían la visión de lo comentado, que está encuadernado con tapas duras, -lo que se conoce como “encuadernación en tela” por los materiales que se utilizaban antes-, que ayuda a la mejor conservación.

 Se constatan unas pequeñas erratas: en plena letra D se hallan en la página 149, que en su enunciado de contenido nos dice que va de Deshacer a Quieto por ser esta la última entrada, las palabras: INDOLENTE, con definición diferente a su asiento correcto en la I y QUIETO, también diferente a su asiento en la Q. En la página 157, de Dirigir a Dispensación, aparece: ZAHERIR, con texto idéntico al de su lugar en la Z. En la página 161 que va de Doble a Dos, encontramos ENFERMO, con definición diferente a la de su lugar en la E, y LOCO, igual a su lugar en la L, pero que remite a LOUCO que no está. En página 162 de Doloroso a Dones del Espíritu, sale COMADREJA, igual a su lugar en la C. Y en página 164, aún en la D, de Doxología a Dudar, aparece MALLA, que en su lugar correcto en la M, su contenido es un poco más extenso. Y adelantándose a la reciente eliminación de la letra LL del abecedario castellano, supliéndola por la doble L, en la página 305 que va de Linterna a Llorar se introducen: LLAMA con definición diferente que en la LL; LLENAR que no está en la LL; LLEVAR que no está en la LL y LLORAR que es más extenso en la LL, pero que no se hace referencia o llamada para leer esta ampliación.

Texto recomendable como un primer vistazo a una definición, que luego se puede ampliar con diferentes obras si es necesario.

                                                                                                                                                                                             
 E.V. Giró – Barcelona  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.