Los dos lados del liderazgo

Print Friendly, PDF & Email

Gordon MacDonald.
Editorial Patmos, 2012, 254 pp.

Estos dos lados son la vida interior y la vida exterior del líder, las dos partes que constituyen este libro. Su autor ha sido pastor y escritor durante más de 40 años. Actualmente continúa sirviendo como pastor emérito. También ha proporcionado liderazgo a ministerios influyentes como InterVarsity. Asimismo, escribe como redactor para Cristiannity Today. La editorial Patmos es relativamente joven, pues hace veinte años que se estableció  en Miami por la Casa de publicaciones de las Asambleas de Dios de Brasil.

La primera parte consta de 11 capítulos cortos después de una introducción en que compara la construcción del puente de Brooklyn con el liderazgo cristiano y de la que saca un principio: “la obra que se realiza por debajo de la línea de flotación (en el alma de un líder) es lo que determina si él o ella soportarán la prueba del tiempo y los desafíos”. O sea, es preciso tener unos buenos fundamentos. En el primer capítulo presenta cuatro características del líder cristiano: habilidad para comunicar una visión; sensibilidad hacia la gente; capacidad de evaluar situaciones; un agudo autoconocimiento. Señala también el valor de un mentor y la necesidad de mantenernos en un centro espiritual. Esto consiste en orar, estudiar las Escrituras y leer libros clásicos de espiritualidad. El segundo capítulo gira en torno a la frase de Foucould que dice: “Presente para Dios… presente para la gente”. El tercero lleva por título “cómo cultivar el alma” que consiste en ejercitarse para la piedad y menciona cinco virtudes que debe cultivar el líder: humildad abundante; compasión productiva; determinación, no obstinación; fe más allá de la vista; autocontrol y por último para cultivar el alma es necesaria la formación constante. En los siguientes capítulos se refiere a la crisis de la mediana edad en el liderazgo, a las posibilidades de escribir un diario, la búsqueda de motivaciones, la fe extrema que consiste en hablar a Dios cara a cara como Moisés. La raíz del liderazgo es la confianza, la renovación o restauración, los momentos privados del líder público y el ministerio de rodillas, o sea, la oración.

La segunda parte contiene 13 capítulos y contempla la vida exterior del líder. Es decir, se refiere a las actividades del pastor y los problemas a qué tiene que enfrentarse. Por ejemplo, cuando es reclamado a las 3 de la madrugada para asistir a una persona que está a punto de fallecer o tiene que liderar a un grupo de creyentes que tienen problemas de relación entre ellos. Así va desgranando diferentes situaciones que se le plantean al pastor en su labor,  salpicado con ilustraciones de todo tipo, mayormente experiencias personales que ha vivido en los cincuenta años de ministerio pastoral que ha realizado. Naturalmente, hay referencias bíblicas, pero no es un tratado de teología pastoral, sino más bien una exposición de temas que el pastor tiene que afrontar en el ejercicio de su labor y que le servirá de ayuda en su trabajo de liderazgo. En esta parte del libro hay una descripción de la situación y problemáticas de iglesias que son propias de la cultura norteamericana, pero que difícilmente encajan en nuestro país. Sin embargo, si hacemos abstracción de ellas y establecemos una analogía con las de nuestro contexto, nos ayudará a descubrirlas y buscar soluciones prácticas. Por ejemplo, el tipo de iglesias que menciona y que el autor ha pastoreado, son lo que se conoce como megaiglesias, pero salvo alguna excepción la mayoría de las españolas son congregaciones pequeñas.

 Pedro Puigvert

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.