El Islam explicado a quienes tienen miedo de los musulmanes

Print Friendly, PDF & Email

islamMichele Zanzucchi, editor.
Editorial Ciudad Nueva, 2016, 186 pp.

Cuando un libro lleva el nombre del editor en su portada, por regla general es que se trata de una obra en la que participan varios escritores. En este caso, el editor, que es periodista y escritor,  director de Città Nuova y docente en la Pontificia Universidad Gregoriana, ha reunido artículos escritos por trece autores, “tanto musulmanes como cristianos, de sunitas y chiitas, de árabes y europeos que, con espíritu de diálogo, tratan de dibujar un fresco plausible del Islam.” Nos dice Zanzucchi que “este libro tiene un único propósito: dar una idea acerca del Islam y de los musulmanes de hoy.” En la descripción que hace en la introducción, el editor traza la situación del mundo en relación con el Islam. Se refiere al terror islamista, expresión que prefiere  a la de fundamentalismo, porque “este término de origen estadounidense y referido originariamente a ciertas sectas cristianas pentecostales”, frase a todas luces desafortunada, porque el origen del nombre procede de un movimiento teológico conservador en oposición al modernismo, cuando publicaron doce libros destinados a defender las verdades cristianas fundamentales. Su subconsciente católico intransigente, le ha traicionado, porque es capaz de ser muy abierto con el Islam, pero muy cerrado al llamar sectas a las iglesias pentecostales. Existen varios tipos de fundamentalismo, término que, por cierto, su colega en la Pontificia, Mokrane usa sin complejos.

La panorámica que expone sobre la situación de los musulmanes en el mundo occidental, puede venirse abajo en veinticuatro horas. Es cierto lo que dice, porque ha sucedido en algunos países, pero el atentado semifallido de Barcelona y Cambrils en pleno mes de agosto, ha puesto sobre el tapete otro aspecto que Zanzucchi no contempla. Jóvenes que estaban integrados en su población, habían ido a la escuela, tenían trabajo y hacían una vida como cualquier otro de su edad y que no eran  practicantes del Islam, son captados por un  delincuente que hacía de imán, y con ellos prepara una acción terrorista. Lo que sacó el seudoimán de Ripoll de aquellos jóvenes fue su lado más perverso y lo canalizó de manera que hicieran lo que su fanatismo quería lograr: matar y destruir.

Adnane Mokrani escribe sobre “Explicar el Islam en la época de las caricaturas”, en donde no se refiere tanto a las de las viñetas, sino a las “caricaturas” mentales que tanto en occidente como en oriente se han hecho del profeta Muhammad. Giuseppe Scatolin, profesor de mística islámica narra “algunos aspectos fundamentales del Islam” que son, una religión, una sociedad, una civilización y una política.  Ambos artículos responden a la pregunta: ¿Qué es el Islam?, de manera muy didáctica e interesante.

En la sección “Islam y cristianismo”, el profesor Piero Coda, se refiere al diálogo con el Islam chiita de Irán desde el movimiento de los Focolares por iniciativa de Chiara Lubich

Fundadora de dicho movimiento. Forma parte de una experiencia en la que está trabajando hace años. Parece que su diálogo le ha acercado al Islam y alejado del cristianismo.  Sayyed Ataollah Mohajerani, exministro de cultura del gobierno iraní, traza analogías entre el chiismo duodecimano y el catolicismo romano. Aunque considera que hay diez analogías importantes en doctrina, expone solo la del mesianismo y la del Mahdavyyat, el duodécimo Imán escondido. Hay que tener una gran dosis de fantasía para aceptar la interpretación que hace del asunto, porque algunos parecidos son realmente copias. Abdellah Redouane, secretario general del centro Islámico Cultural de Italia en Roma presenta los fundamentos coránicos del diálogo. El título ya nos sitúa en el marco de su exposición que no es otro que el “Noble Corán” considerado revelación divina. Es conocida la panorámica histórica explicativa profética continuista del Islam: parten de Adán, siguen con Abraham, Moisés, David, Salomón, Jesús y Muhammad. Así, pues, el Corán sería la culminación de la revelación divina. ¿Cree realmente el Sr. Redouane que puede haber diálogo con este fundamento? Sería como tener una biblia con AT, el NT y el Corán, un fundamento sincretista. La continuidad es la que existe entre el AT y el NT, el primero hablaba de Cristo y en el segundo hablaba Cristo. El Islam reconoce a Jesús como profeta, taumaturgo y Mesías. María es igualmente venerada en la sura 19, que es algo así como un relato apócrifo del nacimiento de Jesús.

El resto del libro, tiene una parte que podríamos denominar política porque incluye cuestiones sobre el estado, la yihad, el terrorismo,  la religión, integración y diálogo. La otra parte  es un tema que siempre se plantea cuando se habla del islam: “Mujer y Familia.

El primero de los temas es “cristianismo e islam, intercambio sobre la cuestión femenina” a cargo de la filósofa Ángela Ales Bello; el segundo “Lo ‘femenino’ en el Corán y en la vida del Profeta” por Sharzad Houshmand Zadeh, teóloga iraní, docente en la Gregoriana. Explica que en el Corán se narra la historia de varias mujeres y ella escoge estas cuatro: La mujer de Noé y la mujer de Lot que representan el error y la traición; las otras dos son ejemplos positivos, la mujer del Faraón y María que en el Corán no es mujer de nadie. Luego traza cuatro ejemplos de mujeres en la vida y el mensaje del profeta Muhammad: Jadiya, su primera mujer quince años mayor que él, viuda y madre de una prole numerosa; Aisha, tuvo un papel significativo en la historia del Islam; la hija del profeta Fátima, la cual es modelo para sunitas y chiitas. Además de las mujeres de la vida familiar, subrayó la figura de Agar, la “Madre de la fe” para los musulmanes. El tercer artículo de esta sección lleva por título “Mujeres: familia, educación y cambios sociales”, escrito por Pietro Cocco, periodista que trabaja en la Radio Vaticana. En realidad reproduce lo que se dijo en un Congreso de mujeres, sin que se especifique donde tuvo lugar.

En el último bloque o sección se expone el tema “Islam y medios de comunicación”, siendo el primero “Derecho de expresión y ‘prudencia’ mediática” por Yahya Pallavicini, imán de la mezquita de Milán.  Dice: “Desde la perspectiva del Islam ortodoxo, la comunicación esencial es una influencia espiritual que se transmite por medio de ritos y oraciones y cuya finalidad es el desarrollo espiritual del ser humano.” El segundo lleva por título: “De la revolución de Al-Yazira a los videos de Isis.” El artículo es obra de Giulio Albanese, director de la revista Popoli Missione. En él pasa revista a la influencia y crecimiento de la cadena televisiva creada por el emir de Catar y a los terribles videos sobre la decapitación de rehenes por los terroristas de Isis de una brutalidad sin precedentes.

Nos ha parecido muy acertado y oportuno el glosario al final de libro. Es breve, es cierto, pero suficiente para comprender una serie de términos árabes y palabras que escuchamos en los medios de comunicación, pero que no teníamos una idea precisa, salvo que estemos muy interesados en el tema. Un libro divulgativo que se lee muy fácilmente y que sin duda contribuirá a conocer mejor el Islam y favorecerá el diálogo con los musulmanes.

 Pedro Puigvert

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.