El silencio, la dicha

Print Friendly, PDF & Email

Christopher Wait (editor).
Desclée De Brouwer, Bilbao.
2019. 104 pp.

Este "pequeño" libro tiene, en sí, dos "grandes" efemérides. Los 75 años de la editorial y el 50 aniversario de la muerte de Thomas Merton, el autor. La Editorial Desclée De Brouwer, una de las grandes editoriales católicas de nuestro país, es una empresa familiar, iniciada en 1944, dedicada a la edición y difusión de los valores del humanismo cristiano. Entre sus productos sobresale la prestigiosa Biblia de Jerusalén, permanentemente actualizada, considerada la Biblia católica de estudio por excelencia. Es apreciada por su traducción y por la riqueza de sus notas explicativas e introducciones. Está en el recuerdo los importantes aciertos de DDB cuando al principio de la década de los 60 empezó a difundir los escritos del biólogo y teólogo francés Pierre Teilhard de Chardin, "uno de los grandes fenómenos religiosos de mediados del siglo XX", enfrentado con el Vaticano, en una humilde revista para que llegara a todos los bolsillos, que en aquellos tiempos estaban bastante vacíos. Hemos de dar la enhorabuena por labor tan excelente en estos sus primeros 75 años.

Thomas Merton (1915-1968) Es uno de los pensadores y místicos más influyentes del siglo XX. Eso nos lleva a hablar de que es el misticismo. Según una definición del teólogo Karl Barth; "Los dos elementos del misticismo se indican por su doble derivación de myeö ("iniciar", o "consagrar") y myö (cerrar los ojos o la boca"). De esta forma el misticismo es "la consagración más alta del hombre, la que obtiene por medio de ejercitar la reserva más grande posible hacia el mundo exterior, tanto activa como pasivamente. O es la abstención activa y pasiva del mundo exterior, lo que al mismo tiempo es dedicado a una consagración más grande del hombre". El Diccionario Teológico Beacon nos dice: "El elemento místico en la religión es difícil de definir, puesto que afirma que es posible conocer a Dios personalmente por medio de la experiencia. Las experiencias místicas forman parte de creencias cristianas y no cristianas. Entre las no  cristianas están el sufismo en la tradición musulmana, y los estados transrracionales inducidos por la meditación u otros medios en el hinduismo y en el budismo. En el cristianismo, la experiencia mística con frecuencia surge para compensar las tendencias formalistas de la adoración litúrgica e institucionalizada. Está esencialmente vinculada a la fe cristiana por los temas de "Cristo en vosotros" y "vosotros en Cristo", que aparecen en la literatura de Pablo y de Juan. La teología de la iglesia oriental es básicamente mística y deriva del platonismo cristiano de Alejandría. En la iglesia occidental la teología mística fue practicada mayormente en círculos monásticos, con el apoyo de Agustín y otros católicos de la tradición platónica cristiana que lo siguieron". Una de las obras que más influencia ha tenido es la popular Imitación de Cristo, que normalmente se atribuye a Tomás de Kempis, que ha tenido un atractivo enorme. De hecho, el título se aplica solamente al primer capítulo; el libro en su totalidad es una guía a la comunión espiritual con Dios. Entre los autores más conocidos y cercanos están: "Teresa de Ávila (1515-82), la reformadora carmelita que produjo, como su discípulo el poeta Juan de la Cruz (1542-91), análisis de las etapas de la vida mística que nunca se han superado. Las luchas del siglo XX con la relación y la acción se extienden desde Bonhoeffer hasta la reciente teología de la liberación. Es un tema significativo en Thomas Merton cuya obra es importante también como una contribución pionera a la cuestión cada vez más apremiante de la relación entre la teología mística y la experiencia religiosa en el cristianismo y en otras religiones". (Nuevo Diccionario de Teología).

La sucinta biografía en el Diccionario de pensadores cristianos, nos da una idea del autor. "Escritor católico y monje cisterciense de Estados Unidos, aunque nacido en Francia. Ingresó en el monasterio del Císter/Trapa de Getsemaní en Kentucky, ordenándose sacerdote; dedicó su vida a la contemplación y al apoyo de causas sociales como el pacifismo y el antirracismo. Ha interpretado el cristianismo como proceso de búsqueda interior, en libertad para el amor y la comunicación. Ha sido de los promotores del diálogo entre religiones, muriendo en Tailandia, de accidente, mientras asistía a un congreso entre cristianos y budistas". No ha de extrañar, pues, que en el libro se hallen varios fragmentos "del original chino de Chuang Tzu". Advertido queda el lector de que no es un libro para llevar a la playa y leerlo bajo una sombrilla, sino se tiene una sensibilidad especial para lo espiritual, no alcanzaremos el nivel en el que están los escritos y solo disfrutaremos del tono místico-poético del mismo.

E.V. Giró

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.