Perfum de salms

Print Friendly, PDF & Email

perfumJosep M. Castro i Llorens.
Editorial Claret, Barcelona. 2016. 144 págs.

Cuidado en su presentación e impresión, con más de diez fotografías a todo color muy bien escogidas; distribución de las secciones y del texto cual si de un libro de poesías se tratara, acredita este libro como muy adecuado para ser obsequiado, tanto a los que puedan necesitar su contenido como para los que saben apreciar un buen detalle. Su autor Josep M. Castro i Llorens, hijo de padres maestros, ha ejercido la docencia toda la vida, siendo profesor de Lengua y Literatura Catalana en Instituto.

Siempre nos llama la atención cualquier nuevo libro sobre los salmos, así que cogimos el presente título con mucha ilusión, dado que el subtítulo nos inducía a pensar en una aplicación de los mismos, para el hombre de hoy. Pero el autor, en las primeras páginas, ya nos advierte que no es así. Dado que el trabajo “tiene la voluntad de ofrecer un libro que pueda ser de utilidad a muchas personas que buscan una ayuda para la oración en consonancia con el tiempo de prisas y comunicación rápida que nos ha tocado vivir. Veréis que se trata de un libro en el que no se habla de los salmos, sino que deja que los mismos salmos sean protagonistas y nos hablen de ellos mismos. Eso sí, en una forma extractada y clasificada”. Aun y así su sentir docente le vence y nos hace una introducción a lo que son los salmos. “Están escritos en un género literario creado por el rey David y él mismo es el autor de muchos de ellos, parece que para ser cantados y aun bailados. Al no ser un libro narrativo, presenta una dificultad añadida: ni el tema ni los capítulos siguen un orden determinado. Por eso pueden representar una notable confusión para los que se conforman con una primera lectura superficial». Y da unos consejos para la lectura de los salmos: “se tienen que leer con atención; con reflexión; con pausa; con voluntad de querer entender lo que nos quieren decir, y volver a releerlos” y aquí, para reforzarlo, cita a Hilari Raguer, monje de Montserrat, especialista en los salmos que lo expresa así: “Aprender los salmos; estudiar los salmos; triturar los salmos.” Y seguidamente nos “aclara la intención que le movió a escribir el libro: –facilitar la lectura de los salmos; – mejorar su comprensión; –presentar la belleza literaria de muchos versículos; –favorecer la memorización de los versículos más conocidos y adecuados; –proveer los salmos como una herramienta más eficaz y querida para dirigirnos a Dios; –despertar la oración y practicar más íntimamente la conversación con Dios”. Los clasifica como: “salmos de manifestación; –Salmos de alabanza; –salmos de petición y súplica; y salmos de acción de gracias y gloria”.

Casi cerrando el libro, se hace esta pregunta: “¿Hay otros salmos? Si la respuesta viene de alguien movido por el celo del estudio profundo y bajo la más estricta exégesis, diría rotundamente que no. Diría que los salmos son los del Salterio de la Biblia y basta.” Y luego lo abre a que nosotros, hoy día, también podemos hacer salmos, sin aclarar que había salmos antes de David, por ejemplo los cánticos de Moisés, de Débora y de Ana.

E.V.Giró

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.