Pensamientos de Santa Teresa de Jesús

Print Friendly, PDF & Email

9788490231852

Longinos Solana (recopilador).
Editorial CCS. Madrid,2014, 94 págs.

Estamos en el gran año de Teresa de Cepeda y Ahumada, más conocida por Teresa de Jesús, en el V Centenario de su nacimiento. La gran mística abulense pareciera que hoy día estuviese olvidada, por el paso de tanto tiempo y lo aletargados que están los místicos, casi encajonados en Antologías de la poesía o la literatura clásica. Pero no es así. La conocida (joven) escritora actual, Espido Freire, firma invitada en el número 169/marzo 2015, de la revista, para el fomento de la lectura, MERCURIO, se expresa así: «Los primeros quinientos años de la vida de Teresa de Cepeda han transcurrido en un soplo; su figura y sus palabras se mantienen tan intensos y refrescantes como lo fueron en su época: puede que incluso más. En muchos sentidos, santa Teresa no ha muerto nunca, y su voz no ha dejado de escucharse en ningún momento.

Con su vigencia estará de acuerdo quien busque en ella una respuesta religiosa más auténtica (en ocasiones, incluso, radical frente a los excesos y los lujos que estaban de moda en su época) o una explicación a la siempre fascinante vida mística. No podía sobrepasar ciertos límites, ni por la mirada de la Inquisición, que le pisó los talones durante años, ni por su propio contexto, en el que la misoginia generalizada e interiorizada consideraba a las mujeres intercambiables, cuando no superfluas. Pero , cuando le convenía era capaz de saltar por encima de toda frontera.

Teresa me ha fascinado siempre; leerla es sumergirse en su pensamiento sin preámbulos. Se la encuentra sin intermediarios por cartas, en diarios, en sus libros o poemas. Resulta increíble la producción que dejó en un lapso vital relativamente corto (la enfermedad la mantuvo inválida muchos años) y da qué pensar en que hubiera hecho con los medios modernos de transmisión. Todo aquel cuidado por no hablar demasiado de ella misma, aquella presunta inmodestia, se ha convertido en nuestro tiempo en una mirada sincera e interesante: en su correspondencia, sobre todo, encuentro una mujer moderna.

Teresa hizo lo que le dio la gana durante gran parte de su vida, y lo que de verdad deseaba era manifestar su amor a Dios y escribir: escribía desde niña (ya había sido una gran lectora en una España en la que eso resultaba una rareza), con una pasión que ahora reconocemos como contemporánea. Veo en ella la pasión del genio que explica lo que son la frustación, la depresión y la ansiedad antes de que esas palabras se hubieran inventado. Como todos los misterios, he finalizado con la impresión de apenas haber comenzado a entenderla.»

 Longinos Solana, el autor de esta recopilación de pensamientos, es sacerdote de la diócesis de Calahorra y la Calzada-Logroño, fue Delegado Diocesano de Enseñanza durante mucho tiempo. Y nos explica el por qué de este libro en la Presentación, así:»Quiero expresar, en primer lugar; a través de este pequeño trabajo, mi deseo fervoroso de unirme al gran homenaje que se le va a tributar a santa Teresa en el año 2015, quinto centenario de su nacimiento.

A través de toda mi vida he leído y releído las obras completas de santa Teresa de Jesús, la gran mística abulense y la maestra de la lengua castellana, como le llamaba Azorín. En mi última lectura, al mismo tiempo que he ido leyendo a la mística doctora iba seleccionando los pensamientos que a mi juicio pudieran ser más útiles para nuestro tiempo. Una vez terminado el trabajo, quiero darlo a conocer a los que quieran beber en estas aguas cristalinas, en un tiempo de aguas revueltas, como es el nuestro.»

Luego sigue la selección de los pensamientos extraídos de sus obras: I. Libro de la Vida. II. Camino de Perfección. III. Las Moradas. IV. Las Fundaciones. V. Meditaciones sobre Los Cantares.  VI. Epistolario. Aunque, como dice: Palmiro Viñas, en el Boletín nº 164 de la Iglesia Evangélica Bautista de Gracia: «Su manuscrito <Meditaciones sobre El Cantar de los Cantares> lo quemó ella misma por orden de su confesor, en una época en que la Inquisición, tenía prohibida la difusión de las Sagradas Escrituras en romance». La selección de, «pensamientos que pudieran ser más útiles para nuestro tiempo», en algunos momentos desconcierta (v.g.) «Porque no me entiendo con la gente de Andalucia»; «El atún enviaron la semana pasada de Malagón, crudo, y estaba harto bueno; bien nos ha sabido».

Nos gustaría poder transcribir una subselección de los pensamientos aquí publicados, pero para no cansar al lector, nos limitaremos a unos pocos que ilustran, lo comentado anteriormente: «De mis papeles (El libro de la Vida), el inquisidor mayor los lee, que es cosa nueva (debénseles haber loado) y dijo a doña Luisa que no había en ellos cosa que ellos tuviesen que hacer en ella, antes había bien que mal y díjola que por qué no había yo hecho monasterio en Madrid. Está muy a favor de los descalzos; es el que ahora han hecho arzobispo de Toledo»; «Las ocupaciones son tantas y tan forzosas, de fuera y dentro de la casa, que aun para escribir esta tengo harto poco lugar»«Gloria a Dios, ninguna cosa me quita el sosiego» y termina con: «¡Gran cosa es la verdad!

                                                                                                                                                E. V. Giró – Barcelona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.