Joel, Abdías, Jonás

Print Friendly, PDF & Email

joelLeandro Verdini.
Bilbao: Desclée De Brouwer. 2014, 104 pp.

Este librito pertenece a la serie de comentarios a la Nueva Biblia de Jerusalén, con la exposición de   tres profetas menores, cada uno de ellos con sus peculiaridades, pero todos  señalando aspectos fundamentales de la revelación de Dios. ¿Quién es Leandro Verdini? Licenciado en Teología con especialización en Sagrada Escritura, trabaja en la formación de docentes en institutos educativos de la diócesis de Lomas de Zamora y de la archidiócesis de Buenos Aires (Argentina), colaborando en la formación de catequistas y diáconos.

Con esta tarjeta de presentación nos disponemos a adentrarnos en este pequeño opúsculo para examinar lo que el autor nos dice sobre lo que nos revelaron tres profetas cuyos libros se consideran menores en cuanto a la extensión, no a su contenido. De entrada nos llama la atención que no contenga ninguna introducción, prefacio o prólogo, pues a continuación del índice, ya nos topamos con la introducción al profeta Joel.  Dicha introducción trata sobre los aspectos históricos, literarios y teológicos. En cuanto a la fecha de composición, a falta de indicaciones precisas, se han dado dos posiciones: la conservadora que entiende que el libro fue escrito en el siglo IX a.C. y la liberal que lo sitúa después del exilio babilónico hasta el siglo III. El lector perspicaz habrá adivinado que al tratarse de la obra de un autor católico se incline por la fecha más cercana a nosotros. Esto tiene su importancia, porque si aceptamos una fecha antigua entendemos que  este libro es profético en el sentido que su mensaje no se agota al dirigirlo a sus contemporáneos y que también se halla el elemento predictivo. Tal cosa no sucede con la teoría liberal pues convierten lo que es profecía en historia. Es bajo esta premisa que se formula el comentario que sigue. Naturalmente, la exégesis está condicionada por la fecha que le atribuye el comentarista.

Con Abdías sucede algo semejante a Joel en cuanto a la fecha de composición de este pequeño libro de solo 21 versículos. Abdías no está fechado en el reinado de ningún monarca. En realidad no lleva fecha a diferencia de otros profetas. Para conocer la fecha de este libro, debemos recurrir a las evidencias internas, como por ejemplo, la campaña militar que destruyó Jerusalén poco antes de que se escribiese el libro y que suscitó la burla de los edomitas (v. 11). Los eruditos conservadores se inclinan por la fecha más antigua, mientras que los liberales por la posexílica. El aspecto más interesante del comentario es sin duda el cuadro en que se relacionan las similitudes intersexuales con otros libros del AT.

Para el autor, Jonás es una obra cuyo género literario pertenece al modelo de relato didáctico. “Su finalidad es transmitir, por medio del argumento un mensaje teológico capaz de ser comprendido por todos los destinatarios de la comunidad debido a sus características ilustrativas.” Considera que fue escrito, posiblemente, en el siglo IV a.C. Sin embargo, en 2 R. 14:25, se menciona la existencia del profeta Jonás hijo de Amitai, durante el reinado de Jeroboam II en Israel, en el siglo VIII a.C.

Por las circunstancias descritas, se hace un poco difícil encontrar aspectos aplicativos de la exégesis ya que esta se sitúa en un marco teórico que según nuestro criterio no es el más adecuado.

Pedro Puigvert

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.