Santa Biblia

Print Friendly, PDF & Email

ntv_7Tyndale House, Carol Stream, Illinois, EE.UU. 2010. 1010 págs.

En su momento, nuestras páginas, se hicieron eco del esfuerzo editorial que se estaba llevando a cabo, con un equipo de más de cincuenta eruditos, para poder editar esta nueva versión de las Escrituras, con la colaboración de ministerios y editoriales, al frente de las cuales estaban Tyndale, Unilit y Asociación Luis Palau. Hemos esperado un tiempo prudencial, para que pudiesen estar en el mercado diversos formatos (incluyendo la edición económica especial para evangelizar), para referirnos de nuevo a esta versión y algunas de sus características.

La Santa Biblia, Nueva Traducción Viviente (NTV), es una nueva traducción en la que se trabajó alrededor de diez años. La meta de cualquier tipo de traducción de la Biblia es compartir con los lectores contemporáneos, tan precisamente posible, el significado y el contenido de los textos antiguos en hebreo, arameo y griego, para que cause el mismo impacto a los lectores de hoy, que los textos originales comunicaron y causaron a los lectores y oyentes de los tiempos bíblicos.

Las traducciones de la Biblia tienden a estar dirigidas por una de dos teorías generales de traducción. La primera de estas teorías ha sido llamada «equivalencia formal», «literal» o «palabra por palabra». Según esta teoría, el intérprete intenta traducir cada palabra del lenguaje original a su idioma y procura preservar todo lo posible la estructura de la oración y la sintaxis original. La segunda teoría ha sido llamada «equivalencia dinámica», «equivalencia funcional» o «idea por idea». La meta de este enfoque es producir en el idioma al que se traduce el equivalente más cercano al mensaje expresado en el texto original, tanto en estilo como en sentido.

Los traductores de la Nueva Traducción Viviente (NTV) se propusieron transmitir el mensaje de los textos originales de las Escrituras en un idioma contemporáneo claro.

En las Escrituras resulta evidente que los documentos bíblicos fueron escritos para ser leídos en voz alta, con frecuencia durante la adoración pública (Nehemías 8; Lucas 4:16-20; 1ª Timoteo 4:13; Apocalipsis 1:3). En la actualidad sigue siendo mayor el número de personas que escuchará la lectura de la Biblia en el templo y otros lugares, que aquellos que la leerán por sí mismos. Por lo tanto, una nueva traducción debe comunicar con claridad y fuerza cuando se lea en público. La claridad fue una meta primordial para los traductores de la NTV, para garantizar un resultado excelente en la lectura pública y un impacto inmediato y poderoso en cualquier oyente.

 Un tema importante es la traducción de los nombres de la deidad. Todas las menciones de «el», «elohim» o «eloah» se tradujeron como «Dios» excepto donde el contexto requería decir «dios(es)». En general se ha traducido el tetragrámaton (YHWH) siempre como «el SEÑOR», utilizando el estilo versalita que es frecuente en las traducciones. Esto distingue el vocablo del nombre «Adonai«, traducido «Señor». Cuando los nombres «Adonai y YHWH» se presentan juntos se traduce «Soberano SEÑOR», Así se diferencia «Adonai YHWH» de los casos en los que YHWH aparece con «elohim», que se traduce «SEÑOR DIOS». Cuando YH (la forma abreviada de YHWH), aparece junto con YHWH, se ha traducido «SEÑOR DIOS». Cuando YHWH se presenta con el término tseba’oth, se traduce «SEÑOR de los Ejércitos Celestiales», para reflejar el significado del nombre. En unos pocos casos se usa la transliteración, Yahveh, cuando el carácter personal del nombre se invoca en contraste con otro nombre de la deidad o con el nombre de algún otro dios.

Creemos interesante el anhelo del comité de traducción, expresado en oración a Dios. «Nuestra oración es que Dios acepte nuestros esfuerzos y utilice esta traducción en beneficio de la iglesia y de todos los lectores; que la NTV supere algunas de las barreras históricas, culturales e idiomáticas que han sido un impedimento para que las personas puedan leer y comprender la Palabra de Dios. Esperamos que los lectores que no están familiarizados con la Biblia encuentren esta traducción clara y de fácil comprensión para ellos, y que los lectores más versados en las Escrituras obtengan una perspectiva fresca. Pedimos a Dios que los que lean esta versión adquieran discernimiento y sabiduría para la vida, pero sobre todo, que tengan un encuentro con el Dios de la Biblia y sean transformados para siempre por haberlo conocido».

   E.V. Giró – Barcelona

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.