Els evangelis apòcrifs: Textos gnòstics

Print Friendly, PDF & Email

Armand Puig i Tàrrech (editor).
Raval Edicions SLU, Proa, 2015, 686 pp.

En 2008 se publicó el primer libro de la colección con los evangelios apócrifos. Siete años más tarde  se publica esta obra con ocho  textos gnósticos que no aparecieron en el volumen anterior. Son llamados gnósticos aquellos evangelios que pertenecen  a la corriente religiosa cristiana influidos por la filosofía platónica y que floreció en los siglos II y III de nuestra era. Los apócrifos del AT son los que se llaman deuterocanónicos en las versiones católicas de la Biblia y otros que contenía la Septuaginta. No se mencionan los apócrifos del NT porque no pertenecen a ningún canon. Los escritos gnósticos que son el objeto de esta obra son: Primer Apocalipsis de Santiago; Libro secreto de Juan; Diálogo del Salvador; Evangelio de Felipe; Evangelio de Judas; Evangelio de María; Evangelio de Tomás y Evangelio de la Verdad.

La obra está compuesta de cuatro  capítulos: 1) Colección de sentencias de Jesús; 2) Obras doctrinales; 3) Diálogos de revelación entre Jesús y sus discípulos (a); 4) Diálogos de revelación entre Jesús y sus discípulos (b). El libro contiene la traducción de los evangelios gnósticos y un comentario en que se examinan asuntos como, contenido y fuentes, teología y materiales de la tradición de Jesús.

Este extraordinario trabajo de erudición lo ha hecho el Dr. Armand Puig, Decano y Presidente de la Facultad de Teología de Cataluña con la colaboración del profesor Xavier M. Vicens Pedret, experto en lengua copta y liturgias orientales, juntamente con los profesores J. Montserrat Torrents y G. Wurst, como también del conjunto de expertos que participaron en el Congreso sobre gnosticismo en mayo de 2011, celebrado en la Facultad de Teología de Cataluña.

La introducción general es espléndida, pero como ocurre con las obras de erudición, siempre aparecen detalles de tipo liberal, en  este caso con referencia a la autoría de algunas epístolas del NT, como las cartas pastorales atribuidas a la escuela de Pablo, es decir, no directamente escritas por el apóstol. Es muy interesante leer las peripecias del Codex Tchacos o Mínia, hasta que finalmente ha ido a parar al National Geographic, el cual hizo su lanzamiento mediático en 2006.

Con relación a los textos gnósticos, el editor hace la siguiente definición de gnosticismo: “El gnosticismo propone un mito global como explicación de la vida, tanto humana como cósmica, que se orienta a resolver las angustias, desconciertos y desfallecimientos humanos. Como hemos dicho, el mito gnóstico es una reinterpretación del cristianismo con categorías filosóficas provinentes del platonismo mediano y de otras escuelas filosóficas, con trasfondo de doctrinas judías. Muy útil la conclusión que incluye un “modelo tipológico” en ocho puntos realizado por Ch. Markschies.

En el apócrifo de Juan, las páginas 585,587, 589, por un fallo de impresión han quedado en blanco, solo con el nº de página. Este texto está en las versiones NHCII  (Códigos de Nag Hammadi), colocando al lado la del Codex Berolinensis Gnosticus 8502. Precisamente, las páginas que faltan son de este Codex. Desde que se descubrió el Evangelio de Tomás, los eruditos se han entusiasmado con él porque guarda ciertas similitudes con los canónicos, pero no deja de ser un texto gnóstico a base de supuestas 114 sentencias de Jesús sin conexión entre ellas. El texto se ofrece por duplicado: Tomás 1 (Codex de Ng Hammadi) y Tomás 2 (Papiros Oxirinc). La Cristología de este evangelio es netamente gnóstica: Jesús se identifica con el reino. La perla que hace falta buscar y encontrar es Jesús. El reino consiste en su persona, sus palabras y sus obras. Es llamado Hijo al lado del Padre y del Espíritu Santo. Jesús es el santo, el que no ha cometido pecado. La palabra de Jesús se identifica con la palabra de Dios. También es el Hijo del Hombre. Como se trata de dichos, no hay narración de la muerte de Jesús, porque los gnósticos no creían que el Hijo de Dios humanado muriera, sino simplemente el hombre Jesús, pues aquel le abandonó en la cruz. En uno de los dichos se expresa el concepto que tenían de la mujer, la cual simbolizada para ellos la imperfección y pone en boca de Jesús esta frase: “Jesús dijo: ‘Mirad yo la guiaré (a María Magdalena) para hacerla macho, de manera que ella llegue a ser un espíritu viviente semejante a vosotros. Porque toda mujer que se hace macho entrará en el reino del cielo’”. ¿Abogaban los gnósticos por una transexualidad machista?

Los evangelios gnósticos expresan el pensamiento que ya en el siglo I empezaba a adivinarse que penetraría en el seno de las iglesias. Floreció en los siglos II y III, con obras que son las que contienen este libro, y puede verse con claridad su alejamiento de los evangelios canónicos, pues se incluyen ideas tan extrañas y raras propias de una filosofía que pretendió apoderarse del cristianismo transformándolo y aunque no lo consiguió, dejó una huella en doctrinas que son mera herejía. Por eso conocerlos es necesario para librar a las iglesias de su influencia errónea.

Pedro Puigvert

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.