La responsabilidad ética en el ministerio sacerdotal El arte de servir

Roberto Noriega
Desclée de Brouwer, Bilbao, 2016. 397 págs.

Roberto Noriega, fraile agustino, es Doctor en Teología, especialidad en Moral, por el Instituto Superior de Ciencias Morales (Universidad Pontificia de Comillas) y Máster en bioética. Es profesor en los centros agustinianos ETAV (Estudio Teológico Agustiniano de Valladolid) y CTSA (Centro Teológico San Agustín) donde ha impartido Ética y deontología sacerdotal.

Como el mismo autor reconoce en su presentación esta obra no es habitual en el ámbito de la literatura teológica latina, sino más bien en ambientes anglosajones y, sobre todo, en la reflexión del protestantismo (p. 16), es un tema poco presente en el ámbito formativo de la realidad eclesial española, por ello el acento del título y su logro está en avanzar y pasar de la teología moral, aprendida para decirla a otros, a la moral de las actitudes éticas (ética aplicada), dándole al arte de servir verdadera eticicidad y a la deontología profesional.

El contenido del libro está dividido en dos partes, una dedicada a la Ética ministerial y otra relacionada con la Deontología profesional, precedido por una introducción sobre “La dimensión ética de la vida y del ministerio del presbítero”.

La Primera parte,  relacionada  con la Ética ministerial trata los siguientes temas: Orígenes bíblico-teológicos de la ética del ministerio ordenado. El ministerio ordenado en clave patrístico-agustiniana. Principales actitudes en la vida y ministerio  del  presbítero

Y la segunda parte, sobre la Deontología profesional del presbítero, tiene que ver con los Deberes y derechos profesionales del presbítero. La gestión del poder en la función de gobernar. La administración de los bienes y la atención a los pobres. Las responsabilidades en el campo afectivo-sexual. La responsabilidad ética en el ministerio sacerdotal. La misión de enseñar: responsabilidades de la predicación y el acompañamiento personal. La misión de santificar por los sacramentos y el cuidado de los enfermo. Hacia la elaboración de un código ético.

Una buena introducción al tema desde una perspectiva católica que, en numerosos aspectos, puede servir también al ministro evangélico. Aunque como hemos dicho al principio el mismo autor reconoce que en el ámbito protestante/evangélico este tipo de obras son habituales, como por ejemplo la Guía Pastoral para la Prevención del Abuso Espiritual, editada por la Alianza Evangélica Española.

Pedro Pérez,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *