La clave del éxito ministerial de C.H. Spurgeon

claveBob Penhearow

Es de agradecer a la editorial que antes de abrir el libro, se nos aclare el sentido de la palabra “éxito”, tan alejado de la primera impresión que recibe quien lee el título de este libro. Extraído de la introducción, en la contraportada dice: “A pesar de las reticencias que muchos podamos tener con respecto a la palabra “éxito”, el autor la define cuidadosamente, no en los términos en que el mundo la entiende, sino en términos espirituales de fidelidad a Dios y de llevar fruto para él.” Dado que el escritor de este texto enfatiza grandemente la espiritualidad en Spurgeon y en el ministro cristiano, dice seguidamente: “La espiritualidad es otro término ambiguo. Muchos piensan en la espiritualidad como algo nebuloso, que una persona espiritual es alguien que está en “otro mundo”. Pensamos que la gente espiritual son personas que se pasan el tiempo meditando en grandes pensamientos teológicos, demasiado hondos y profundos para que los pueda comprender una persona normal. leer más

De las ideas a la acción

ideasCharles Lee

Con este título, está clarísimo que no se trata de un texto de teología. Tiene una declarada intención de ayudar a los emprendedores, líderes, responsables, a desarrollar sus ideas de forma constructiva y sin dejar ninguno de sus pasos necesarios. Ahora es cuando, el sufrido lector, se pregunta: ¿por qué se comenta aquí? La iglesia no es una empresa, ni se puede liderar con conceptos empresariales. Yo doy testimonio de una iglesia floreciente, que entre sus responsables tenía gente cualificada en importantes empresas, quisieron dirigir la iglesia bajo este concepto y con el tiempo fue un auténtico fracaso. Pero, con sabiduría de lo alto, un hermano con conocimientos doctrinales afianzados, puede transferir fases del proceso de llevar las ideas a la acción, para su visión actualizada de las propuestas de acción para el futuro crecimiento de una iglesia activa. leer más

El ministerio en llamas

ministerioPedro Gelabert

A Pedro Gelabert le gusta jugar con las palabras, es un maestro en sacarles punta, como hace en este libro, en donde no solo usa metafóricamente el término quemarse, sino que le rodea de otras figuras relacionadas, como llama, cenizas, fuego, ignición e incendio, y para que no haya duda las escribe en cursiva. Con toda claridad expresa el objetivo de este libro: “me propongo trastocar el concepto negativo sobre quemarse en el ministerio, mostrando que quemarse es lo mejor que nos puede pasar a los siervos de Dios”.  Genio y figura. leer más

Un ministerio ideal

unministerioCharles Spurgeon
Poco se puede añadir a lo ya dicho sobre el enorme personaje que Dios concedió a la Iglesia en el 1800; pero de la magnífica introducción que firma el escritor Ian Murray, sonsacaremos algunos detalles que nos ayudarán a entender el por qué de este interesante volumen. No cabe duda de que en nuestros días, cuando la decadencia en el poder de la predicación y la asistencia a las iglesias es tan evidente, las opiniones de un hombre como él merecen ser conocidas…. Leer más