Curso de formación cristiana Iniciación al mensaje de Jesucristo

Demetrio Cánovas.
Editorial Peregrino. 2013, 116 pp.

El origen de este curso parte de una inquietud del autor para presentar de manera ordenada el mensaje de Jesucristo. Está compuesto de doce lecciones colocadas en orden lógico y  progresivo. En su génesis este curso se presentaba en hojas sueltas que han sido editadas en forma de libro. Es un curso para el discipulado cristiano de aquellos que habiendo creído en el evangelio, necesitan ser formados en las verdades esenciales de la fe evangélica. leer más

Sorprendido por su Gracia – Dios nunca deja de buscarte

sorprendidoTullian Tchividjian

Autores conocidos nos dicen de esta obra: “En este libro extraordinario, Tchividjian nos ayuda a ver algo de Jonás en cada uno de nosotros y que tenemos necesidad de la misma gracia de Dios cada día. Este libro me atrapó y también me animó. Lo recomiendo ampliamente” Jerry Bridges. “Un recordatorio muy necesario, porque no debemos tratar de ir más allá del evangelio o pretender haberlo superado” Randy Alcorn. leer más

La razón de mi esperanza: Salvación

salvaBilly Graham

El mensaje de salvación del evangelio es lo que hace latir el corazón de este predicador y evangelista. Millones alrededor del mundo han escuchado a Billy Graham proclamar esta verdad inalterable, expresada con su frase «Mi Biblia dice» enarbolando su Biblia con la mano en alto. Él nunca ha olvidado la tranaformación en su propia vida, cuando dijo sí por primera vez al regalo de salvación de Dios  ..Leer

El ganador de almas

ganadorC.H. Spurgeon

Como ya sabemos que los caminos del Señor son inescrutables, no es fácil sorprendernos casi por nada; pero algunas cosas resulta que son algo chocantes (v.g) la edición americana de este libro, de un predicador inglés, tiene un prólogo del Profesor de Teología Sistemática en la Universidad de Hamburgo, Alemania. Helmunt Thielicke, quien reconoce no saber mucho de lo que pasaba en América.…Leer

 

El camino a la vida eterna

res_05C.H. Spurgeon
Hace poco tiempo un predicador me pedía consejo sobre los volumenes de sermones que tenemos a disposición en estos momentos, con una salvedad: los de Spurgeon me ahogan con su excesiva riqueza; y tenía razón, no se puede leer a Spurgeon si se quiere leer un mensaje como el que se predica en la mayoría de nuestras iglesias hoy. Leer más